jueves, 19 de febrero de 2015

Presentación de la "Guía para la inversión en gas y petróleo en el Perú 2015/2016"

A 2020, se espera que el Perú reciba inversiones en gas y petróleo por 26,100 millones de dólares; asimismo, se estima que la demanda de energía crecerá hasta 112% en 2025, con lo que el Perú resalta por su atractivo y potencial, debido a las 18 cuencas petrolíferas no exploradas, la licitación de nuevos lotes, la infraestructura de gasoductos y refinerías, entre otros.

Ésta y demás información de interés se encuentra en el documento “Guía para la Inversión en Gas y Petróleo en el Perú 2015/2016”, presentada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Perupetro y la firma de servicios profesionales EY (antes Ernst & Young). La guía procura atraer más y mejores inversiones en este sector.

Esta publicación ha sido editada en inglés y reúne información sobre diversos aspectos que deben ser considerados por los inversionistas de todo el mundo, ayudándolos a tomar decisiones para la exploración y desarrollo de nuevos proyectos extractivos en nuestro país.

Contiene, además, información atractiva y relevante, como el crecimiento sostenido de la demanda, que alcanzará un consumo de hidrocarburos líquidos de 339 mil barriles por día al 2025 –hoy, el consumo es de 209 mil barriles por día– y la demanda de gas natural pasará de 1,900 miles de millones de pies cúbicos por día (MMpcd) a los 2,400 MMpcd en 2025.

También se incluye en esta guía un resumen de la estructura política del Perú, cifras de producción y exportación de hidrocarburos, potencial de crecimiento y futuras tendencias de la industria del gas y petróleo en el Perú; así como información esencial sobre las normas que rigen la inversión y los requisitos legales, fiscales y regulatorios para operar en el sector de hidrocarburos peruano.

La presentación de la “Guía para la Inversión en Gas y Petróleo en el Perú” se realizó en la sede de la Cancillería y contó con una numerosa presencia de representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, Perupetro y de la firma EY.

domingo, 26 de octubre de 2014

Adex: Menos del 1% de la producción de oro y plata del Perú se destina a la joyería

El presidente del Comité de Joyería de la Asociación de Exportadores (Adex), Julio Pérez Albán, resaltó que la joyería y orfebrería calzan perfectamente con el concepto de inclusión social que el gobierno impulsa, por lo que llama la atención que, del total de oro y plata que se producen en el país, menos del 1% se derive a la fabricación de productos de su sector.

Durante la ceremonia de inauguración del II Congreso Internacional de Joyería y Orfebrería, organizado por Adex, Mincetur y Promperú, con el apoyo del Senati y que fuera inaugurado por la directora nacional de Artesanía del Mincetur, Madeleine Burns, Pérez Albán estimó que esa actividad genera alrededor de 25 mil puestos de trabajo directos e indirectos a nivel nacional.

Son tres mil talleres artesanales de joyería inscritos en el Registro Nacional de Artesanos del Mincetur a los que se suman las empresas manufactureras, grandes y medianas, mencionó ante el vicepresidente de Adex, Carlos Lozada, y un auditorio de cientos de artesanos.

“El gobierno habla de inclusión social. Si queremos hablar de inclusión, el sector joyero y orfebre calza perfectamente en ese concepto. Miles de personas transforman los minerales en joyas y objetos. Qué mayor inclusión social si adicionalmente es una actividad descentralizada. El gobierno debe tener esta calidad muy presente”, mencionó.

Pérez indicó que las estadísticas dicen que el Perú es el quinto productor mundial de oro y el tercero de plata, lo cual, dijo, debe llenarnos de orgullo, pero de ese total, menos de 1% se deriva a la fabricación de joyería y orfebrería.

“De las 151 toneladas de oro que producimos, y que fueron valorizados en 7,800 millones de dólares, solo fue transformado en joyería menos de 1% y de las 3,600 toneladas  de plata, equivalentes a 2,100 millones de dólares también se destinó menos del 1% a la joyería y orfebrería”, puntualizó.

“Y que ironía”, continuó, “la platería ha sido declarada por el gobierno como producto bandera, pero ese 1% debe impulsarnos a retomar este asunto con fuerza y nos debe llevar a una profunda reflexión, más aún si es que se tiene en cuenta que la demanda mundial de oro para la joyería es del 52% del total producido. En el caso de la plata, del total producido en el mundo, el 20% va para la joyería”.

Añadió que es importante señalar que aunque resulte paradójico, el aumento del precio de los minerales benefició a la minería, pero no a la joyería pues sus precios se tuvieron que incrementar ante los mayores precios de la materia prima. “Se generó mayor demanda de otros productos en detrimento de la joyería de oro y plata”, precisó.

El representante de Adex resaltó el trabajo conjunto entre el sector público y los instó a seguir adelante a fin de crear conciencia y elevar la competitividad del sector, exponiendo dónde está en estos momentos y las posibilidades a futuro.

“El primer congreso de joyería fue en 2009 y la pregunta que cae de madura es por qué nos demoramos cinco años en realizarlo nuevamente. Por qué nos cuesta a los peruanos seguir con algo bueno y positivo, realmente no tengo la respuesta. Lo que debemos hacer ahora es comprometernos, que éste sea el punto de inflexión y encaminarnos hacia grandes logros”, dijo.

Pérez también pidió asumir un rol más protagónico a los joyeros, que permita sentar las bases para un real cambio en el sector, tanto  a nivel de diseño, uso de tecnología, calidad, normas técnicas, certificación, marketing y estrategias de comercialización.

“Todo esto unido por objetivos y metas claras reglamentadas por leyes y procedimiento simples, ayudará al desarrollo del sector. Solo unidos, dejando de lado los paradigmas y limitaciones mentales que nos atan a la situación actual, saldremos adelante teniendo en cuenta los valores de la gente y los recursos de nuestro país”, concluyó.

Certificación
A su turno Madeleine Burns del Mincetur, refirió que el ministerio está trabajando con 200 talleres a nivel nacional, para darles certificación técnica y certificación de gestión, asimismo, el próximo año empezarán con la  certificación de competencias para poner en valor la profesión del joyero.

“Esperamos llegar a 500 artesanos y hasta 2016 a tres mil talleres, para ello necesitamos, obviamente, el compromiso de los artesanos. Las regiones beneficiarias serán Lima, Cusco, Ayacucho, Arequipa, Piura  y Junín”, finalizó.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

EY prevé un crecimiento entre el 7% y 8% anual en el sector gastronómico en el Perú

En el marco de la realización de la feria gastronómica Mistura, Paulo Pantigoso, country managing partner de EY – antes Ernst & Young–, dictó una charla sobre el Clima de Negocios e Inversión en el Perú para una delegación de empresarios gastronómicos provenientes de Estados Unidos, Chile, Honduras y Cuba. La presentación incluyó datos clave del sector y proyecciones para fortalecer el conocimiento de los asistentes, resaltando que el sector crece en el Perú a un ritmo de entre un 7% y 8% anual, aproximadamente.

El emprendedurismo juega un rol fundamental en este sector en particular ya que, por ejemplo, se puede notar una duplicación del número de sangucherías y cafeterías en tan solo cuatro años. Además el 45% de los emprendedores no pasan de los 25 años de edad y 54.3% de emprendedores en el sector son mujeres, con un 45.4% de éstas con título universitario. Además, nos hemos consolidado como el primer país exportador de plátano orgánico en el mundo.

“Perú mantiene un ritmo estable de crecimiento en el sector y es una verdadera oportunidad de inversión en el país. La gastronomía peruana es una de las más renombradas a nivel mundial y un recurso valiosísimo para el país, por lo que debe aprovecharse al máximo. Toca ahora acoplar un buen cluster gastronómico donde los intereses públicos y privados se entrelacen de verdad”, comentó Pantigoso.

Al respecto, el ejecutivo precisó que “en la actualidad la exportación de insumos que, por ejemplo, el Japón ha desarrollado para el consumo de 'su' cocina japonesa en el mundo, es cerca de 20 veces el total de las agroexportaciones anuales peruanas, por lo que la bandera insignia de la gastronomía peruana bien podrá ser un real motor demandante de nuestros insumos, creando una efecto de pull sobre nuestra producción de insumos en el campo”.

Pantigoso destacó, además, que los principales retos que deben enfrentar los empresarios gastronómicos en el país incluyen obstáculos como la “tramitología y el cumplimiento de normas”, las autorizaciones municipales y la escasa especialización de personal experto en etiqueta. Sin embargo, se pudo resaltar también los principales productos de exportación por los que es reconocido el país, entre los cuales se encuentran el cacao, la  lúcuma, la maca, la quinua, el espárrago, el café, la páprika y los berries como producto emergente, entre otros.